El Parque Cultural de Albarracín se reunirá con la DGA para retomar su funcionamiento

Diario de Teruel

Los cinco municipios acuerdan volver a la actividad y contar con una gerencia

Los abrigos rupestres del Parque Cultural de Albarracín están protegidos

Redacción

El Parque Cultural de Albarracín se reunirá con Patrimonio del Gobierno de Aragón con el objetivo de retomar su funcionamiento. El Parque Cultural de Albarracín lleva 4 años paralizado, sin gerencia y en estado de abandono. Recientemente los alcaldes de los 5 municipios del Parque Cultural de Albarracín acordaron reactivar el parque con la contratación de una gerencia. El Parque Cultural de Albarracín está integrado por Albarracín, Tormón, Ródenas, Bezas y Pozondón y el nexo de unión es el arte rupestre, los centros de interpretación, el patrimonio natural y su red de senderos.

El alcalde de Albarracín, Michel Villalta, manifestó que en una reciente reunión con los ediles de los municipios del Parque Cultural de Albarracín acordaron impulsar el parque tras los últimos cuatro años de paralización, desde que se marchó el gerente, y sin que se haya tampoco labores de mantenimiento.

Michel Villalta señaló que para retomar el Parque Cultural de Albarracín también se acordó mantener una reunión con la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón y jefes de servicio en Zaragoza con el objetivo de retomar e impulsar el Parque Cultural de Albarracín con la contratación de una gerencia y poder empezar a llevar alguna actuación.

Declaración
El pasado mes de febrero el ex alcalde de Bezas y que fue regidor durante 26 años, Alejandro Alonso, y uno de los impulsores del Parque Cultural de Albarracín reclamaba que no se perdiera el Parque Cultural que tanto esfuerzo había costado.

El Parque Cultural d Albarracín fue declarado como tal el 22 de mayo de 2001 por el Gobierno de Aragón. Es un espacio protegido que se extiende por cinco municipios de las Comarcas de la Sierra de Albarracín y de la Comunidad de Teruel y que son Albarracín, Ródenas, Tórmón, Bezas y Pozondón. El patrimonio natural del Parque Cultural de Albarracín abarca una extensa masa de bosque de pino rodeno que guarda en sus abrigos una de las mayores concentraciones de arte rupestre post paleolítico del sudoeste de Europa. Hasta veintiséis sitios hay visitables distribuidos en tres conjuntos de representaciones pictóricas en Albarracín, Bezas y Tormón, y dos grandes zonas con grabados en Pozondón y Ródenas.

Precisamente la gran proliferación de localizaciones de arte rupestre prehistórico que existen dentro del Parque Cultural de Albarracín hizo que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 dentro del conjunto de arte rupestre del arco levantino.

WordPress Video Lightbox